Autocuidado para cuidar

A través de diferentes estrategias, las y los colaboradores de las Organizaciones No Gubernamentales, aprenden a cuidarse del desgaste emocional y físico que conlleva su labor.

Equilibrando nuestras emociones

El identificar nuestras emociones y pensamientos nos permite gestionarlas, logrando un equilibrio emocional que nos permita responder en lugar de reaccionar.